Update de JUNIO

De esos meses que las cosas definitivamente no salen como lo planeas, ni parecido…

Empecé este mes llena de ideas y planes, que se quedaron en pausa a medida que fueron avanzando los días.

Si, a veces pasa que por mucho que planeamos y queremos seguir todo al pie de la letra, hay que aprender también a dejarse llevar y confiar en que el desvío en el camino, de alguna forma también te esta acercando al camino correcto.

Pueden ser lecciones que aun tienes que aprender, heridas que sanar, desafíos que superar, etc. pero te digo desde ya, hay que tener siempre la mente y los brazos abiertos para lo que venga, depende de esa disposición los resultados que logres después.

Llegó a mi vida el famoso virus!!!! 

Lo que parecía un resfriado largo, sin tener que tomar ninguna medicina, terminó llevándome a pasar por el famoso y molesto PCR para confirmarle a mis padres de que solo era un resfriado… Eh no, no fue solo un resfriado, no en el papel al menos.

Les voy a compartir MI experiencia y lo que a MI me sirvió, porque durante el encierro me sentí sola y asustada, y si puedo ayudarte a aliviar esa sensación va a tener sentido toda esta locura.

Antes de comenzar, te recuerdo que yo no soy doctora y te recomienda tratarte con un profesional en caso de cualquier dolor o malestar que tengas, nuestra salud es lo primero! 

Si me gusta informarme y estudiar sobre bienestar y como vivir y sentirme de la mejor forma posible y desde esa premisa comparto contigo lo que ha funcionado para mi. 

Viví en carne propia el contagio del corona virus, pensando que solo era un resfriado porque en esta parte del mundo donde vivo es invierno… 

Nada que no hubiera sentido antes, solo que con el pasar de los días no notaba que los síntomas fueran decantando, lo que lo atribuí a que no tomo generalmente no me automedico, si me siento muy mal voy al doctor y tomo lo que me recetan, supuse que por eso era que no me soltaba el resfriado que para mi fue congestión y malestar en la garganta.

Estuve así aproximadamente 7 días antes de hacerme el PCR, más que nada para poder ver a mis padres, por seguridad para ellos, o quizás una parte de mí lo sabía y quería protegerlos… de cualquier forma no los vi antes de eso.

El día que me entregaron los resultados y vi que había dado positiva al virus fue cuando comencé a sentirme mal… que casualidad, no?

La verdad es que no, ese día mi familia comenzó a preocuparme con todas las cosas que me decían, junto con otras personas que también comenzaron a asustarme con sus palabras, tipo “desde el día 8 comienzan los efectos más terribles…” o “si, tengo amigo que también lo pasaron como un resfrío y luego se agravaron….” Etc.

Y esta misma acción “inocente” a cuantas otras partes de nuestra vida podemos llevarla? La gente opinando sobre nuestras vidas o algo en particular que no han vivido, y nosotros con las pruebas de que no es así, o al menos hasta ese momento, entonces por qué nos creemos lo que nos dice el resto en vez de confiar en lo que sí estamos viviendo nosotros mismos? 

Hasta ese momento no había sentido nada malo, hasta que empecé a tener miedo…

Estos años de desarrollo personal y yoga me ayudaron a poder verlo, a pesar de que pasaron un par de horas, al final pude sentarme a respirar….

Que simple que suena!! 

Sentarme, tranquila, a respirar… a cuestionarme mis propios pensamientos, mis miedos, a que le tenía miedo? Por qué me estaba dejando alarmar si no había sentido nada malo hasta ese momento?

Por razones como esta es que dejé la TV y las noticias (mi madre se dedica a contarme lo más importante de todos modos…).

Llegaron el día 8, 9, 10… y no pasó nada distinto a lo que ya venía experimentando hasta ese momento, una congestión que me hizo sentir por muchos días como una fabrica de mocos! Y un malestar en la garganta! 

Qué es lo que he hecho distinto desde hace meses, preparándome para que mi cuerpo esté fuerte y no ceder ante el miedo?

  1. Leer y educarme, de forma entretenida porque sino no podría… sigo cuentas de doctores y personajes que comparten información de salud constantemente, eso me ha llevado a informarme y suplementar mi dieta. Mayormente suplemento mi dieta con productos Fuxion (que si tienes dudas puedes escribirme y con mucho gusto te ayudaré con lo que pueda :)), omega, l-tirosina, proteína, entre otros.
  2. Duchas frías, el método Wim Hof ya es parte de mi día a día (por acá no creo que el agua realmente llegue a ponerse tan fría, pero es un avance que me ha ayudado mucho). Pueden buscar en YouTube sus vídeos en español, sobre los estudios científicos con respecto a esto, además de sus ejercicios de respiración.
  3. EFT, en el momento en que sentí miedo o ansiedad, me dediqué a soltar todas esas emociones con Tapping. Es una técnica de liberacion emocional, o Emocional Freedom Technique en ingles, donde haces pequeños golpecitos con los dedos en ciertos puntos de tu cuerpo, siguiente el mismo patrón por unos 10 min aproximadamente. Los puntos pasan por algunas partes del rostro, bajo el cuello, bajo el brazo y la cabeza. Es muy sencillo de realizar y me ayuda demasiado cada vez que lo practico, pueden encontrar videos en YouTube, en la app gratuita Tapping Solution (la mayoría en inglés), van a ser guiados durante el ejercicio y al terminar se sentirán mucho mejor!
  4. Dormir! Descansar mi cuerpo y dejar que se recupere, el sueño es demasiado importante para nuestra recuperación! Desconectarse del teléfono, de tu cabeza imparable (EFT para esto también es un MUST!), darle un respiro a tu cuerpo para que todo funcione al 100%
  5. Comer comida real y fresca: ensaladas frescas, poké, sopas, es invierno en Chile así que hubieron días que realmente necesitaba algo caliente, pero la mayoría de los días mi cuerpo me pedía cosas frescas, comida que me nutriera. El azúcar, alcohol, comidas procesadas, frituras, inflaman nuestro cuerpo y órganos, lo que no deja que nos recuperemos ni que absorbamos los nutrientes que tanto necesitamos, si pueden cambiar la dieta al menos durante estos días, háganlo! Para una tremenda diferencia!

Usa tu mente, distraete, date un tiempo para descansar, el mundo puede esperar, tu salud no! 

Eres lo más importante!

Si te sientes sola, o sientes miedo, escríbeme!

Ya sea por correo o por mis redes sociales, no estás sola! 

Lo peor que puedes hacer es aislarte virtualmente, ya sabemos que hay que pasar por un periodo de cuarentena que no es fácil, necesitamos conectar y compartir lo que estamos pasando, hagamos que sea más llevadero este momento!

No te sientas sola

No estás sola

Estoy acá para ayudarte 🙂

Karen