Coach de resultados

Blog

5 hábitos que no te dejan avanzar como emprendedora

  1. Preocuparte por lo que van a decir los demás
  2. No descansar tu mente (y cuerpo)
  3. Querer hacer todo tu sola
  4. No compartir tus ideas
  5. No invertir en ti
  1. Preocuparte por lo que van a decir los demás

No vas a poder avanzar escondida detrás de tu computador buscando información eternamente, no vas a poder ser una alumna por siempre, conviértete en una científica y prueba, prueba, prueba!

Tienes que tomar acción y pararte en la cancha, tus clientes te necesitan y no te van a encontrar a no ser de que tú les muestres lo que tienes para ofrecerles.

Si te preocupa más lo que va a decir tu familia o tus amigos, por sobre el impacto que podrían hacer tus servicios por las personas que están esperando algo como lo que tienes para ofrecerles? 

Puedes crear una cuenta desde 0, o solo resignarte a que la gente siempre para bien o para mal, y cuando hablan tampoco es que hablen de nosotras… la mayoría de la gente está viviendo su propia vida antes de buscar que está haciendo el resto, la mayoría del tiempo esas son mentiras que nos hemos repetido tanto que la terminamos creyendo. 

Además, si eres como yo, el 90% de esas personas ni siquiera forman parte de mi circulo intimo… realmente vamos a dejar que nos detengan?

  1. No descansar tu mente (y cuerpo)

Cuando estás en el momento de la transición tienes muchas dudas y preocupaciones, y esa vocecita que se cuestiona todo no te deja descansar.

Cuando estás en el momento de comenzar, cuando ya te atreviste a dar el paso, esa vocecita que se cuestiona todo no te deja descansar.

Cuanto estás en el momento de tener clientes, cuando ya vez que puedes hacerlo, esa vocecita que se cuestiona todo no te deja descansar.

A medida que vas avanzando, vas creciendo a su vez esa voz comienza a evolucionar también, pero siempre encuentra algo…

Tu responsabilidad es encontrar alguna practica que resuene contigo, como la meditación, escribir en tu diario (si no tienes uno, corre por uno ahora!), bailar, hacer yoga, orar, etc, para poder darle un respiro a tu cabecita y que no se nuble con todo lo que le metemos a nuestro computador interno… Nuestra mente es nuestro mapa de ruta, es donde se guarda toda la información que te hace pensar como lo haces, sentir lo que sientes, y actuar como actuar ahora… Si no le dejas espacio para respirar y despejarse, te va a costar infinitas veces más encontrar las respuestas que necesitas.

Mientras más te comprometes con descansar tu cuerpo y tu mente, mejor preparada estás para lidiar con todo lo que venga en el camino, para encontrar mejores soluciones, tener más energía, responder mejor, tener mejores ideas, y así infinito!

  1. Querer hacer todo tu sola

Queremos gastar lo menos posible, creemos que podemos y que nuestro deber es descifrarlo todo, porque si no lo hago yo entonces como voy a poder enseñarle a otro a hacerlo? Como voy a saber qué pedir si no lo entiendo? Y así nos inventamos mil excusas para recargarnos de miles de tareas que nos dejan estancadas, porque no sabemos ni siquiera por dónde partir, son demasiadas piezas en este puzzle! Y eso te lleva a la frustración, y te sientes mal por no poder hacerlo porque estás bombardeada de historias de personas que así lo hicieron y son super exitosos… 

Esta es una trampa mortal y un auto sabotaje, compartir tus ideas es mucho más importante que querer ponerte todos los sombreros al mismo tiempo, si calculas el tiempo invertido en tratar de hacerlo versus las oportunidades que te estás perdiendo de generar esos ingresos extra que tanto necesitas no te van a llegar si estás 24/7 tratando de descifrar todas las plataformas, tratando de crear tu Website, picando por acá y por allá.

Debes comprometerte a aprender a pedir ayuda y a aceptarla cuando te la ofrezcan. Nos cuesta mucho, lo sé… peor te digo, el tiempo no se recupera y la energía de la que te estás cargando no te beneficio, solo te llena de más dudas y le reafirma a tu subconsciente que la zona de confort es muchísimo mas cómoda.

  1. No compartir tus ideas

Soñar sola es lindo y se siente demasiado bien! Pero si solo nos dedicamos a soñar, no sabremos cómo acercarlo a nuestra realidad.

Cuando compartes tus ideas en voz alta, las comienzas a escuchar y a cuestionar, a entender, a ajustar, comienzas a entender diferentes puntos, si a eso le agregas una conversación con una persona en la que confías o un mentor, puedes incluso mejorar tu idea, o quizás darte cuenta de que estabas soñando muy chiquitito.

Si no te atreves a compartir con alguna persona cercana, busca en las redes sociales personas que estén viviendo esa etapa de transición también, hay comunidades donde todos hablan el mismo idioma de emprendimiento, no tienes por qué hacerlo sola y vas a aprender un montón en el camino.

Si quieres acortar la curva e aprendizaje puedes buscar a una persona que ya esté en el lugar donde quieres llegar que puedas modelar, o un@ mentor@ que te guíe en el camino y te ayude a armar una estrategia o un atajo directo a avanzar.

  1. No invertir en ti

En cuántos cursos gratis de internet te has inscrito?

En cuántos de esos cursos realmente participaste?

Cuántos tutoriales de internet ya viste?

Cuántas horas has invertido en buscar y absorber información?

Yo al menos invertí muchas horas!!!

Cuando empecé a ver mi tiempo como un bien limitado que jamás volvería a recuperar, me dí cuenta de que estaba transando mi moneda más valiosa, mi tiempo!

Comencé a invertir en ese momento mi tiempo y dinero en leer, membresía con otras emprendedoras, coaching, eventos, podcasts, etc, empecé a entender otros conceptos y a hacer que mi mente comenzara a ver las cosas de otras formas

Encuentra tu forma, y date permiso de invertir en tu mayor bien, tú misma! 

Podemos tratar de inventar la rueda o podemos encontrar a otra persona que ya lo logró y aprender de ellos.

Puedes darte permiso de invertir en ti misma, lo vales!

 

Estos hábitos no solo impactan el crecimiento de tu negocio, sino que tu crecimiento personal también, aplica estos mismos conceptos a las distintas áreas de tu vida… lo sé! Mi cabeza también explotó cuando lo entendí…

Reconoces alguno de estos hábitos en ti misma?

Cuéntame en los comentarios cuál habito te tenía estancada? 

Artículos recomendados